jueves, 7 de febrero de 2013

"Gatito"



Nunca pensé que llegaría a hacer esto. Siempre pensaba que pasaría mucho tiempo antes de escribir algo así. A S le quedan unos 5 o 6 años más…pero tú, te fuiste demasiado pronto.

S no te echa de menos. Ni siquiera un poco. Ahora se siente el rey de la casa. Se ha adueñado de tus juguetes y se pasa todo el día haciendo lo que hacías tú. Pero no es tú. Tiene tus mismos ojos pero no mira como tú. No le brillan.


A L le gustaba despeinarse alrededor de los ojos, hacía cosquillas con la mirada y buscaba mis manos para arañarlas y morderlas. Se hizo con el control de todos nosotros y jugaba con nuestros sentimientos. Siempre se le daba bien eso de mirarte y girar la cabecita al mismo tiempo pareciendo irremediablemente un ser tan adorable como detestable. 


Lua

Aún recuerdo cuando hacía todo lo posible para romper mis sueños e instalarse debajo de mis brazos cuando las noches eran frías. L no tenía miedo de nada pero era demasiado pequeña como para creernoslo.


Sólo quiero pensar que después de todo fue mala suerte. Que en el fondo nada ni nadie podía salvarte y te fuiste consumiendo lentamente y sin hacer ruido. Aún recuerdo cuando nos mirabas y nos intentabas buscar cuando la luz de tus ojos se redujo y terminó por apagarse. La pena que se instaló en tu garganta cuando te desquiciabas y no podías hacernoslo saber, cómo poco a poco te ibas muriendo y ninguno de nosotros sabíamos como liberarte.
 Con el tiempo fui asumiendo que te ibas a marchar. Que un día me dirían que era una crueldad hacerte vivir de esa manera y que si en el fondo te queríamos teníamos que dejarte ir. Yo no escuché esas palabras. Nunca las llegué a escuchar, pero si supe cuando me despedí de ti, sin saberlo entonces.



Entonces ya no volvería a escuchar sus ladridos por las mañanas cuando la dejábamos con S, ni tampoco sus recibimientos con los ojos encendidos, ni su incansable competición para ganarse nuestro cariño pasando por encima de quien fuese.


Te sigo echando de menos. Todos los días, aunque últimamente un poco menos. S sabe cómo hacernos olvidar, aunque solo sea un poco.

11 comentarios:

  1. Eso me recuerda cuando se murió mi primera gata que tuve...que triste
    espero que os animéis en casa:)

    besos, tu blog esta muy bien

    ResponderEliminar
  2. Me acabo de enamorar del texto y de todo lo que eso conlleva.. la verdad es que no sabes cuanto me alegra que seas capaz de sacar algo asi por fin de dentro de ti.. algo que aun te sigue doliendo..
    Leerte aqui es como estar metida en tu cabeza y descubrir que es lo que piensas cuando hablas de Lua o cuando miras a Sony, queriendo encontrar un resquicio de ella en sus ojos, dandole el doble de cariño para ver si así le llega algo a ella, este donde este..
    Yo se que cada día te acuerdas de ella, mas de lo que te gustaria.. y que a la vez empiezas a temer el momento en el que los recuerdos ya no sean tan claros y concisos como ahora Cold..

    Pero yo se que tu la recordarás cada vez que veas uno de ellos.. y que haras q todo lo que le queda a sony sea increible, como hasta ahora.
    Cold le disteis la mejor vida que pudo tener y ni siquiera al final tuvo miedo.. no podia tenerlo estando con vosotros.

    Te quiero muchisimo mi Cold.

    ResponderEliminar
  3. Oh jo lo siento mucho, es una lastima cielo. La verdad me ha sorprendido mucho este texto, es hermoso sin duda.
    Un beso, me paso ♥
    http://believebreathedream.blogspot.com.es/
    Pd: ⏃Desde Gallifrey a Hogwartsϟ

    ResponderEliminar
  4. Qué cosa tan triste, se nota cuánto lo echas de menos en cada palabra. Ánimo :)

    ResponderEliminar
  5. Es increíble el cariño que podemos coger a esos pequeñajos.
    Yo tengo una gatita, se llama Kira y es gris.

    ¡Gracias por haberte pasado!

    ResponderEliminar
  6. Siento haber conocido tu blog a través de esta entrada, serán cosas del destino. Tengo una perrita Yorkshire que tiene 15 años, con lo que me imagino lo mal que lo estarás pasando y la rabia que debes sentir porque te haya dejado tan (injustamente) pronto. Un besazo enorme !

    ResponderEliminar
  7. Dicen que nada ni nadie es irremplazable, pero una vez más yo vuelvo a disentir con este dicho..espero que S haga más llevadero ese pequeño vacio que L dejo cuando se fue ;)

    ResponderEliminar
  8. Que triste,ánimo seguro que S te lo hará más llevadero.

    ResponderEliminar
  9. Dios, qué lástima. He de decir que yo tengo dos perros, y que imaginar cómo serán las cosas cuando uno de ellos no esté es... devastador.
    Lo curioso de los perros es esa entrega, esa fidelidad que llega hasta el último momento. Que se traguen el sufrimiento mientras se termina su vida es tan desinteresado y tan triste, y que un día se desvanezca sin avisarte de que esa vez que le dices adiós será la última... Es desgarrador, y a la vez hermoso...
    Espero que S sea capaz de llenar el vacío que ha dejado L, o por lo menos de disminuirlo un poco, y que la herida se cure poco a poco.

    Un beso enormísimo

    ResponderEliminar
  10. se exactamente como te sientes, el amor que le tenías siempre estará en tu corazón y aunque ya no este, siempre vivirá en tus recuerdos, el tiempo cicatrizará tu alma, el tiempo finalmente lo cura todo. Un abrazo y se fuerte. :)

    ResponderEliminar
  11. Me da mucho miedo tener mascotas porque creo que me pondría muy muy triste si les pasara algo. Me alegro de que S sepa haceros no echar tanto de menos, aunque sea un poco. Me ha dado mucha pena lo de que no te mira igual :(

    ResponderEliminar