lunes, 23 de diciembre de 2013

El después de las despedidas

Es duro darse cuenta de toda la gente que se deja atrás. De todas aquellas personas que juraron estar a tu lado y rompieron sus promesas mucho antes de llegar a prometerlas. O a aquellas personas que echaste de tu vida solo porque sabías que te costaría demasiado decirles adiós cuando decidieran abandonarte. Es horrible vivir con la sensación de que todo el mundo a tu alrededor se va tan pronto como aparece.

Lo peor de todo es darte cuenta de que conservas más recuerdos de los que realmente viviste, que muchos de esos pensamientos son sólo sueños y deseos que te atormentan porque lo más decepcionante es echar de menos aquello que nunca fue tuyo.

Las personas que una vez fueron importantes aún lo siguen siendo. Detrás de las palabras.

6 comentarios:

  1. Como tú dices las personas que han sido importantes de alguna forma siempre lo seguirán siendo... aún que creo que aquello que recordamos es más bien selectivo, y que con el tiempo la forma de ser de ellos.... acaba difuminándose en aquella que queremos recordar.
    Pero bueno, a todo se sobrevive.
    Me gusta mucho la entrada. Me siento totalmente identificada.

    ResponderEliminar
  2. Detrás de cada despedida siempre hay un después... Al principio lento y doloroso, y más tarde simplemente inevitable, en forma de recuerdos.
    No sé, supongo que no estamos hechos para pertenecernos los unos a los otros, ¿sabes? Que somos demasiado egoístas o demasiado estúpidos como para querer mantener lazos con otras personas para siempre.

    Y lo único que nos queda son los recuerdos. Los recuerdos que un día vivimos y aquellos que no llegamos a vivir, los que soñamos e imáginamos junto a esas personas. Y al final no sabes cual de los dos tipos fue más real, o si ni siquiera merece la pena recordarlos. Pero lo haces. Y escribes, porque es la única forma de recordar sanamente, de no olvidar quién eres sin hacer daño a los demás.

    Yo ya no creo en promesas Cold, sin embargo me gusta pensar que tú si te quedarás. Siempre me gustó.
    Me ha gustado mucho volver a leerte, no sabes cuánto.

    Te quiero mucho!

    ResponderEliminar
  3. Las cosas son como uno las siente. Lo que una vez leí fue que nunca deberíamos tener menos sueños que recuerdos. Es inevitalbe pensar en lo que se deja atrás. Un besito.
    PD. Me he cambiado el nombre a http://hablamedelcaos.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. Tener estos pensamientos es doloroso pero inevitable, pero estoy totalmente de acuerdo en que es mucho peor echar de menos aquellos besos, caricias e ideas que nunca dimos o dijimos. Por ello es por lo que debemos encontar esa valentia que reside en nuestro interior y que todos tenemos, lo que algunos mas oculta que otras, y salir, y decir lo que pensamos y hacer lo que nos apetezca. Puede salir mal, pero si sale bien pasara a formar parte de un recuerdo que aunque puede que llegue al fin, con el tiempo sera nostalgico y no amargo ya que es solo producto de nuestra imaginacion.
    Ademas, hay una frase que nos cuenta que de las peores decisiones salen las mejores historias...
    Un beso y Feliz Navidad♥

    ResponderEliminar
  5. No todas las personas que fueron importantes lo siguen siendo, para mí al menos. Quién ha querido irse y a roto promesas y corazones en el camino, deja de ser importante.
    Un beso y felices fiestas

    ResponderEliminar
  6. asi me siento aveces. veo q las personas desaparecen y no se puede hacer nada

    ResponderEliminar