lunes, 21 de enero de 2013

Perdida-Encájate

Sólo quiero quedarme aquí. Abrigada por el cobijo de mis brazos y por el baile de luces de mis pensamientos.


¿Imaginas retomar el rumbo de tu vida y perderlo una y otra vez hasta que estar perdido fuese una extraña forma de seguir? Cuando pierdes más de lo que ganas aprendes a ganar menos de lo que realmente necesitas.

Una causa perdida te da una satisfacción infinita, que te araña y te consume pero que te devuelve la vida, casi tan insoportablemente que la acabas echando de menos porque nada ni nadie ha dado más de ti que tú misma. Y te sientes fuerte. Y capaz de cualquier cosa. Incluso de esas cosas que parecen impensables hasta que las logras, entonces todo parece posible, porque las grandes hazañas quedan reducidas a ganar las propias batallas. Al tiempo y a la nostalgia. Al recuerdo y a la esperanza. Y esos logros te convierten en alguien diferente, en alquien que ya apenas recuerdas. 

Ahora que te sientes con fuerza, encuéntrate. Aunque lo que esperes encontrar no es lo que habías esperado, lo necesitarás. Necesitarás todas aquellas partes que has regalado a todo el mundo de ti misma para que no te olvidaran, incluso si esas pequeñas verdades han desaparecido y parece que sólo se ha convertido en un sueño formado por demasiadas piezas que desencajaron hace demasiado tiempo.


4 comentarios:

  1. Que nunca se te escape la fuerza.

    Gracias por tu comentario, un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta esta entrada. La verdad que no sé que decir ni qué aportar... supongo que simplemente decir que me siento totalmente identificada.

    ResponderEliminar
  3. Creo que encontrarse a uno mismo es una de las cosas más importantes del mundo.

    ResponderEliminar
  4. La vida es una constante busqueda de nosotros mismos supongo...

    ResponderEliminar